Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Junio de 2008.

Crítica número 50: Cleopatra ( Cecil B.DeMille, 1934)

20080603101245-307617.jpg
Embriagadora visión de Egipto
Cecil B.DeMille narra en esta obra la historia de Cleopatra y sus diversas conexiones (sentimentales, de poder) con Roma con un sentido del ritmo y de lo visual efervescente. En este filme nada es rutinario, todo rezuma pasión, belleza, exotismo... A DeMille no le interesa demasiado la veracidad de los sucesos históricos sino que los adapta para realizar una obra artística que refleja su sensual concepto de la narración cinematográfica.

Claudette Colbert realiza una interpretación excelente, evolucionado desde la inicial poca experiencia a la amargura. Adicionalmente cabe resaltar en especial las escenas del asesinato de Julio Cesar, la de la seducción de la protagonista a Marco Antonio y la de la frenética guerra entre Egipto y Roma.

Obra atrayente, sintética, exuberante, con buenas interpretaciones, no obstante adolece de cierta falta de profundidad (atribuíble al guión; principalmente en lo que a la descripción de algunos personajes y situaciones se refiere) en determinados instantes que le impiden alcanzar la categoría de obra maestra.
Aún no siéndolo, y a la espera de profundizar más en su metraje, Cleopatra de Cecil B.De Mille resulta sin duda una sublime obra cinematográfica especialmente disfrutable para los amantes del cine artístico y apasionado.

 

Puntuación: 4,5/5

Etiquetas: ,

03/06/2008 10:12 cineyarte #. Críticas de cine No hay comentarios. Comentar.

UN PEQUEÑO CUENTO DE AMOR EN EL OESTE

20080605172319-110-f-1583080-x74wjqi5xlrefuinbcdefgqrstv0kl.jpg
 
Sam había llegado a la desesperación. Ella se había marchado para siempre. Le había abandonado por un presuntuoso y brabucón olgazán del norte.
  
Habitualmente, al atardecer, cuando el sol empezaba a extender su manto rojizo por el horizonte, conducía al ganado hacia las praderas más altas y puras, aquellas por las cuales corría aire limpio y las nubes pasaban acariciando su cara mientras estaba tumbado en la radiante hierba.
  
Un día, mientras el dulce sueño le alcanzaba, creyó ver que la sombras de las nubes proyectaban en el suelo una figura que le era familiar... Sí, sin duda era la fugura de su amada, aquel espigado sueño  por el cual suspiraba a pesar de la traición.
 
Se levantó y echó a correr hacia la sombra y cuando creyó llegar a ella las nubes se disiparon y deshicieron el embrujado espejismo. Ella le había vuelto a dejar.
 
Recobró la calma e intentó olvidarla. Tenía que olvidarla, estaba sufriendo, retorciéndose de dolor ante la idea de su irremediable pérdida, pensando en aquellos días en los que los dos juntos iban a beber agua al arroyo y a coger frutos de los árboles de la pradera, pensaba en aquellos días de lluvia en los que se refugiaban bajo los árboles y se besaban jurándose amor eterno entre las gotas que se filtraban por las ramas... Tenía que olvidar todo aquello...
 
De vuelta a su casa el ganado se paró en medio del camino, negándose a avanzar. Se bajó del caballo y vió el motivo de la parada: una flor de incandescente color rojo había brotado de las yermas marrones tierras del camino, se trataba de la flor más bella que había visto en su vida.
 
Mientras estaba absorto observándola notó una brisa refrescante en su espalda. Se giró. Era ella, su amada que volvía a sus brazos corriendo hacia él.
 
Se abrazaron y lloraron de amargura y de alegría durante unos instantes que parecieron siglos de felicidad, mientras tanto sus lágrimas caían sobre aquella  flor roja, regándola. 
 
Los dos juntos partieron hacia su hogar llevando aquella flor entre sus manos, flor que nunca se marchitaría.
 
 
                                                                          FIN 
(Autor: Alfredo Alonso)


Crítica número 51: Antes que el diablo sepa que has muerto (Sidney Lumet,2007)

20080626123940-588764.jpg
Pese a las alabanzas de la crítica, Antes que el diablo sepa que has muerto es realmente floja.
Un atraco y sus consecuencias es filmado por el mediano realizador Sidney Lumet utilizando una estructura episódica más artificiosa que útil, una fotografía fría nada destacable, un guión pobre con algunos diálogos rídículos y escenas especialmente poco logradas, una banda sonora alarmantemente plana y unos actores que en algunos casos sobreactúan y en otros casos realizan actuaciones inexpresivas.

Realmente creo que en Antes que el diablo sepa que has muerto se narra una historia muy simple narrada de la peor manera posible, de manera endeble, sorprendentemente torpe.

 

Puntuación: 1/5

Etiquetas: , ,

26/06/2008 12:39 cineyarte #. Críticas de cine No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris