Facebook Twitter Google +1     Admin

Arte veraniego

20100717192633-a8ag4jacaqgkd3jcarkxltocauls4cfcavm7qsgcaznizzkcaugy0vdcat19dubca7gpa1nca1595lkca1impb2ca8lajj6ca796sd8ca2jf2j5caxdbp3jcaqqxic4cab5tg05casfq4xzcahozikz.jpg

El verano, estación de elevadas temperaturas, supone una época de evasión, de descanso físico que nos brinda la oportunidad de adentrarnos en obras artísticas para cultivar nuestra maltratada sensibilidad y buscar la verdadera belleza.

El refinamiento formal y profundo humanismo de King Vidor, el soberbio ritmo e intensidad que nos regalan las mejores obras de Walsh, el lento, parsimonioso, poderoso, placer provocado por los filmes de Ford, las románticas, riquísimas y refinadas obras de Massenet, los mágicos ambientes creados por Gounod (es necesario recordar Ah, lève toi soleil sumergido en la luminosa oscuridad de las noches estrelladas), el exotismo de Bizet en Carmen o Los pescadores de Perlas (¡que suave sensación de armonia acude a mi mente al recordar sus limpios, sugestivamente cálidos  acordes mediterraneos!), el disfrute suministrado por la lectura de Camus, Wilde o Stevenson...

Descanso y enriquecimiento espiritual que espero que ustedes disfuten convenientemente sin demasiados perjuicios para sus bolsillos.

  

Comentarios » Ir a formulario

cineyarte

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris